Nicolás Castro, y la responsabilidad de los medios

El canal RCN presentó durante su emisión de noticias del 3 de diciembre de este año, (y el mismo día en su página web) una noticia acerca de Nicolás Castro, quien enfrenta un proceso penal en la actualidad. Dicha comunicación contenía la expresión: “capturado joven que presuntamente extorsionaba a hijos del presidente Uribe”. Nosotros, los Amigos por la libertad de Nicolás Castro, consideramos que la única presunción que debe hacerse sobre la actuación de una persona, y el caso de Nicolás en su calidad de ciudadano colombiano, debe ser la de inocencia, mientras existan pruebas contundentes que respalden una idea diferente.

La forma en que ha sido presentado Nicolás por algunos medios, muestra un profundo desconocimiento de su vida y su calidad humana . Nicolás Castro es una persona que ha renunciado al consumo de carne, así como a la ropa y otros artículos fabricados con materia animal, pues él considera que para satisfacer nuestras necesidades (y muchas veces nuestros caprichos), no debería ser necesario el daño a dichos seres vivos. Además, es un líder estudiantil, pues es el representante de Bellas Artes ante el consejo estudiantil de su universidad. Entre sus proyectos más destacados, debemos señalar su participación en un colectivo artístico que promueve valores en torno a la ecología y los derechos humanos. Es así como dentro de las iniciativas de Nicolás y sus compañeros, se encuentra un proyecto pedagógico para población en condición de vulnerabilidad, en un comedor comunitario del centro de la ciudad.

Por estas razones, rechazamos de forma rotunda la comunicación que el canal RCN hizo al respecto de nuestro amigo Nicolás Castro, así como diversas expresiones que han sido publicadas en medios locales. Creemos que en un país que se encuentra en el despertar de una cultura reflexiva y crítica hacia los medios de comunicación, el contenido presentado por periódicos, noticieros radiales y televisivos páginas web y redes sociales, es susceptible de ser aceptado sin condiciones, y sin importar su valor de verdad. Así mismo, creemos que en Colombia aún no se otorga de manera definitiva unvalor de realidad al Internet y sus diferentes medios de expresión.

Esto, sumado a un uso coloquial, desprevenido, pero simbólico del lenguaje, permite actualmente que existan múltiples manifestaciones tanto en Facebook como en otras plataformas que evidencian una necesidad de expresión y que demuestran la existencia de una gran diversidad en el tejido social. Lo que aquí debe ser examinado es el uso del lenguaje y su valor preformativo, es decir, su capacidad o no de constituir en sí mismo una acción. Por ello creemos que tanto las expresiones que han puesto a Nicolás en el ojo del huracán, como las que a diario promueven cientos de otros ciudadanos, merecen revisiones de diversos órdenes, pero NO merecen el grave castigo que se les quiere imponer de manera ejemplarizante, ni tampoco debería cargar Nicolás con el peso político que arrastra este caso.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s